Feeds:
Entradas
Comentarios

Y para México ¿qué?

Rosalía Guerrero Escudero
08/08/2011

En la columna pasado fue mi intensión dimensionar lo importante de nuestra Área de Control, para que se refleje en nuestra Área de Influencia y saber que el Área de Interés no siempre está fácil pero si puede ser modificada.

Ahora, es importante hablar nuevamente de lo que se comentó en la primera columna, el Estado de Derecho; es decir, la posibilidad de que todos vivamos dentro de un esquema de legalidad, justicia y respeto a los derechos humanos. Y esto se puede lograr siempre y cuando todos PARTICIPEMOS.

Estamos inmersos en la misma sociedad, por lo tanto, a todos nos corresponde poner manos a la obra. Tal vez hoy en día estemos exentos de alguna problemática causada por la delincuencia, pero ¿cuánto puede tardar en que nos “toque”? y no sé trata de angustiarnos, ni se trata de que DEBA de pasarnos, se trata de dejar de ser apáticos.

¿Cómo podemos participar? Ya hablamos en columnas anteriores que todas nuestras acciones, por pequeñas que parezcan son acciones que se verán reflejadas en un todo. Para la elección de esas actividades y formas de conducirnos es importante recordar que deben estar dentro del Marco del Estado de Derecho, para ello hay que evitar justificar nuestros actos incorrectos.

Anteriormente ponía el ejemplo de la piratería y lo volveré a usar. Muchos Racionalizan su compra de piratería diciendo que la industria se aprovecha y pone precios excesivos a los discos o películas, otros que es una manera de ahorrar, otros dicen que así la cultura llega a todos. La verdad es que le pongamos la justificación que se nos ocurra, a final de cuentas se está incurriendo en una actividad ilícita, como es el delito contra derechos de autor, también se puede hablar del delito de omisión al no denunciarlos y además el fomento de la delincuencia organizada.

Yo no sé ustedes, pero yo no quiero financiar a la delincuencia, por que la piratería hoy en día es una industria grande en la cual los que están detrás de no son los vendedores que nos reciben los 10 pesos por el disco sino la delincuencia organizada, que ocupara ese dinero no sólo para más discos sino para armas, balas y generación de narcóticos. Este es el punto de reflexión de esta columna, ¿Quieres financiar a los delincuentes? Por lo tanto ¿Hasta cuando seguiremos justificando nuestras acciones incorrectas? Gracias por leerme y espero todos sus comentarios.

Twitter: @enlunarada

Anuncios

Les recomiendo “Inmigrantes como moscas”
http://www.elpais.com/videos/cultura/Inmigrantes/moscas/elpepucul/20110121elpepucul_1/Ves/

Y comentémoslo.

Y para México ¿qué?

Rosalía Guerrero Escudero
26/07/2011

He comentado en las columnas anteriores que nuestro primer paso está en nuestra Área de Control y que trabajando fuerte en ese espacio entonces comenzaremos a tener influencia en otros.

Ahora bien, la tercer Área es la Interés, esta es la más “problemática” por que así como decíamos que no podemos cambiar al otro, sólo tratar de influir, pues bien, hay cosas de nuestro interés sobre las que no tenemos control, y aparentemente no tenemos influencia. La verdad es que es sólo cosa de separar y entender.

Ya decíamos con el manejo de mi Área de Control, puedo lograr penetrar en el Área de Influencia, si logro influir en los demás entonces un buen día, podré cambiar aspectos de mi Área de Interés. Que es lo importante, que no me desgaste queriendo modificar lo que no me gusta por que es de interés y no me de cuenta que la solución está en iniciar primero con lo que realmente está en mis manos.

Circula un correo por la red sobre que “si no te gusta este país dejes de quejarte y hagas algo”, no sé si lo hayan recibido pero estos aspectos están claro ahí. Mi interés, por ejemplo, puede ser el hecho de que no haya más venta de piratería en mi ciudad, entonce son puedo yo sola ir y quitar cada puesto, por que en lo que quito uno ya se pusieron dos nuevos, en todo caso esté trabajo ya lo hace el gobierno. Entonces que puedo hacer yo. Pues bien, primero en mi área de control está que yo no compre más ese material, en mi área de control también esta utilizar siempre productos originales, si no puedo comprarlos igual puedo pedirlos prestados, rentarlos o sacarlos de alguna biblioteca. En mi área de control también esta promover que la compra de material apócrifo daña una serie de industrias y da dinero al crimen organizado; eventualmente comenzaré a influir en otros, habrá quienes se den cuenta del aspecto negativo, o quienes como yo prefieran usar productos originales.

Si, el Área de Interés, no es tan sencilla de cambiar ni es a corto plazo, pero evidentemente si yo cambio mi zona de responsabilidad, y los de a mi lado comienzan a copiar mis acciones, un buen día podría ser que no haya más compradores y como todo mercado, si no hay demanda la oferta terminará.

La reflexión de la columna de esta vez es que no perdamos nuestra energía queriendo componer el mundo en una sólo acción directamente sobre las cosas que más pueden interesarlos o afectarnos, sino que demos los pasos firmes sobre lo que está bajo nuestro control, siempre hay alguien que nos observa y podrá aprender de nuestro ejemplo. Gracias por leerme nuevamente y espero sus comentarios a esta sección.

Twitter: @enlunarada

Y para México ¿qué?

Rosalía Guerrero Escudero
19/07/2011

Y comienza lo bueno. Ya comentamos en columnas anteriores sobre nuestra área de control. Realmente lo importante de esa área es tomar conciencia de qué está en nuestras manos. Observar las situaciones en las que yo tengo poder de decisión y actuación.

No es tarea fácil, pero si comenzamos a detectar en que acciones tengo más participación nos será más fácil irlo determinando. El área que sigue es un poco más compleja, ya que es el área de influencia.

El área de influencia tiene su dificultad en que comencemos a tratar de intervenir en cosas que no están en nuestro control, aunque estén en nuestra área de influencia. Por ejemplo, en mi área de control está supervisar la escuela de mis hijos, conocer sus instalaciones, saber de la preparación de sus maestros, y de acuerdo a eso mantener a mi hijo en esa escuela o no; pero no está en mi control que cambien a un maestro sólo por que yo lo digo; sin embargo si puede estar en mi área de influencia.

¿Se empieza a ver la diferencia? Es decir, yo puedo influir en muchas cosas de mi alrededor, esto principalmente cuando tengo mejor manejo de mi área de control, puesto que si yo, siguiendo con el ejemplo de la escuela de los hijos, como padre comienzo a hacer esas supervisiones de cosas que la escuela debe tener para dar una educación de calidad, entonces podré influir en que otros padres lo hagan, y si cada vez somos más, pues la influencia será mayor, y entonces las escuelas deberán responder a nuestra solicitud.

Esto se aplica en todo lo que hacemos, piensa en tu trabajo. ¿Qué haces en tu actividad laboral? ¿Qué está en tus manos para que el trabajo funcione eficientemente? Ahora bien, si yo tengo un mejor control de mi trabajo ¿Qué clase de influencia tendré? ¿Puedo influir en que el clima laboral sea mejor? ¿Puedo influir en que otros hagan mejor su trabajo? Yo no tengo control sobre las acciones de los otros, pero al tomar acción sobre mis responsabilidades otros verán que deben hacer lo mismo e inmediatamente estaré teniendo influencia positiva en los demás.

La reflexión final en esto es piensen en sus acciones rutinarias, en las acciones de no tirar basura, de no estacionarse en lugar prohibido, de llegar a tiempo al trabajo, ser puntual a las citas con amigos, etc. Todas las acciones que realicen tiene su área de control e inmediatamente la de influencia. Reflexionen en esto y nos leemos en la siguiente columna. Y como siempre estaré atenta de sus comentarios.

Twitter: @enlunarada

El tema del dia ha sido, claro, la sub-17; merecido lo tienen, y ojalá que no desvíen el camino.

Sin embargo, en un programa de tv hacían una semblanza del partido de final y decían como la gente fue llegando al estadio y la euforia y que muchos quisieron estar ahí “cueste lo que cueste”. Esto es lo que llamo mi atención… ¿Cómo que cueste lo que cueste? ¿O sea que la reventa esta bien? ¿La gente debe de entrar al estadio pagando 10 veces más del costo del boleto?

Pero la pregunta real es, ¿porqué la gente lo paga? ¿Acaso no se dan cuenta q es un delito? A parte claro de que les ven la cara y se aprovechan de su fanatismo.

¿Cueste lo que cueste? No! Comenzemos a tomar conciencia de que mientras alla un solo comprador los revendedores seguiran haciendo de las suyas.

¿Ustedes que opinan?

Y para México ¿qué?

Por: Rosalía Guerrero
11/07/11

El tema de Elba Esther ha estado en todos los medios y columnas de la semana. No es de interés de esta columna hablar de temas políticos, pero de repente suele ser casi imposible no “interesarnos” en lo que sucede alrededor de estas situaciones.

Además, el propósito de las letras que hoy escribo es para volver al ciudadano. ¿Qué estamos haciendo nosotros? ¿Hasta cuándo seguiremos echando culpas al aire? Hay muchos temas a nuestro alrededor dónde hay personas lastimadas, padres heridos, inocentes lastimados; en diferentes espacios, no sólo por el crimen, que es un tema muy recurrente estos días, sino también por la violencia de género, por la intolerancia, por la falta de educación social, y claro la falta de aprendizaje de habilidades para la vida.

No particularizaré en ninguno de los temas, sino que la intensión es enviar la pregunta ¿cuándo tomaremos nuestra responsabilidad? Esa que está en nuestras manos. En la columna pasada hablaba del área de control, ese espacio dónde YO tengo poder de intervención.

El Área de control, es fundamental que la ubiquemos y sepamos que está en nuestras manos y a nuestro alcance para comenzar a actuar. Por ejemplo, como padre debo de conocer el lugar donde enviare a aprender a mis hijos, quienes son los maestros, como enseñan, como son las instalaciones, etc. y debo recordar que la EDUCACIÓN, que no todo el aprendizaje, se enseña en casa principalmente a través del EJEMPLO, cada padre de familia es responsable de las actitudes y acciones que tienen sus hijos.

Esa área de control es sumamente importante. No demos olvidar que todos tenemos una responsabilidad específica en nuestra vida y nuestra actuación. Además que en ese espacio podemos hacer muchas cosas para evitarnos problemas, o prevenir complicaciones.

Ese es el sentido de saber dónde estamos y con que contamos. Gracias por regresar a leer esta columna. Nos leemos en la siguiente.

Twitter: @enlunarada

Probando probando

Esperando que pueda enviar este texto por medio de esta aplicacion 🙂

Aprovecho para agradecer a todos los q se han acercado a leer mi texto del dia de ayer 😀